UNICEF: más de la mitad de la juventud mexicana en pobreza extrema


mexico_povertyEl pasado 10 de abril, UNICEF México, presentó su informe anual 2014. En el documento presentado se destacaron los avances logrados en torno a la protección, educación y formulación de políticas públicas dirigidas a la protección de niños, adolescentes y jóvenes. Sin embargo, resaltaron preocupantes estadísticas en las cuales, el estado de Oaxaca, figura como el primer lugar en temas como pobreza y desigualdad social; así como también, ser el último lugar en materia de educación.

El informe anual presenta una población en México de 40 millones de niños y adolescentes menores de 18 años. En este monto, más de 20 millones viven en la pobreza, y cerca de 4.7 millones lo hacen bajo el umbral de la pobreza extrema. Alarma el hecho de que este último segmento de población se localice principalmente en comunidades indígenas.

Aunando estos datos y según las estadísticas presentadas, 1.5 millones de niñas y niños sufren desnutrición crónica. De nuevo, la mayoría de estos niños se encuentran en comunidades indígenas. También se señala que en Oaxaca, 1 de cada 3 menores que viven en zonas rurales son susceptibles a padecer desnutrición severa.

Escandalizan también, los datos referidos a la tasa de mortalidad de niños menores de 5 años; según la cual, sigue siendo alta en los estados del sur de México como Guerrero, Chiapas, Puebla y Oaxaca. Paradójicamente, la tasa de mortalidad infantil nacional disminuyó.

Cabe mencionar que, ya en 2010, UNICEF y el CIESAS (Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social) habían presentado el documento “Los derechos de la infancia y la adolescencia en Oaxaca”; en el cual se relaciona la mortalidad infantil con la pérdida materna durante el parto a temprana edad.

w460Por otra parte, el informe concluye que debido a las estadísticas recabadas, UNICEF México ayudó a los estados de Jalisco, Puebla, Yucatán y Oaxaca en la construcción de presupuestos de 2015; dándoles una perspectiva más cercana a los derechos de la infancia, colocando a niños y adolescentes como ejes centrales de las políticas públicas de los gobiernos locales. En este sentido, se urgió de nuevo la condición de la niñez y la juventud en Oaxaca.

En cuanto a los altos índices de violencia contra menores, registrados en los municipios con mayor rezago social, se menciona que la implantación, durante 2014, de sistemas locales de protección a los derechos de los niños en 11 municipios de Chiapas. En este 2015, se pretende extender el sistema a Oaxaca.

También, el informe señala que durante 2014 se implementaron, en comunidades de Guerrero y Oaxaca, planes para la reducción de riesgos por desastres naturales. Esta acción cubrió cerca de 40 escuelas primarias, contabilizando en total cerca de 1, 500 niños beneficiados.

A modo de conclusión sólo nos queda pensar que en Estados corruptos donde los funcionarios y sus familias despilfarran millones en las tiendas más exclusivas ¿Serán suficientes las acciones de UNICEF?

Los estados del sur de México han presentado históricamente un rezago social, educativo, económico y político. Ninguna administración gubernamental, hasta la fecha, se ha interesado genuínamente en impulsar un desarrollo palpable para ellos. Basta ver cómo la mayor parte de la inversión federal, queda en el cinturón fronterizo con los Estados Unidos de América; en el triángulo Distrito Federal-Guadalajara-Monterrey y en los principales centros turísticos.

Las políticas laborales tampoco ayudan a la niñez mexicana. Sueldos tan bajos, además de enquistar la economía nacional, fomentan el trabajo infantil.

Los Estados Unidos Mexicanos, al destinar recursos locales para mejorar la situación de niños y adolescentes, no hacen el trabajo suficiente para paliar esta problemática. Aún cuando un organismo
como UNICEF les asesore. Y es que, lo que en realidad se necesita es aumentar los salarios e invertir a conciencia en la totalidad del territorio nacional.

Megaproyectos como un sistema de trenes de alta velocidad, o empresas estatales dedicadas a la alta tecnología, implementados en todo el territorio nacional, cambiarían drásticamente el panorama de las familias mexicanas y a su vez el de los niños mexicanos.

Lo más importante de este informe es que tanto las cúpulas políticas y empresariales, como también la sociedad mexicana; deben entender que cuando la mitad de la juventud en México vive bajo el yugo de la pobreza; la mitad del futuro nacional muere.

Fuentes:
El Oriente de México