¿Qué está pasando con la educación en Donbass?


donbass-childrenLa lucha comenzó en abril de 2014 y se extendió durante meses hasta que Ucrania y los separatistas han ido llegando a diferentes acuerdos para detener la violencia y liberar prisioneros . Pero el alto el fuego nunca se ha llevado a cabo por completo. Ambas partes han utilizado la calma para fortalecerse.

En noviembre de 2014, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko firmó un decreto imponiendo un bloqueo económico en el este de Ucrania y la retirada de todo tipo de financiación estatal, incluyendo hospitales y escuelas.

¿Cuáles han sido sus consecuencias?

En primer lugar, los estudiantes universitarios que se encontraban en el territorio de Donbass y Lugansk bajo el control de los separatistas pro-rusos comenzaron a abandonar las universidades ucranianas allí existentes. Algunos de ellos fueron acogidos en el resto de universidades ucranianas, solicitando al resto de sus compañeros que siguieran el mismo camino.

img_1053

@Slavianushka

Al mismo tiempo, numerosas escuelas de educación primaria y secundaria quedaron muy deterioradas por el conflicto como muestra la imagen. Por esa misma razón cualquier escuela del resto de Ucrania, sea en la ciudad que sea, se encuentra ante la obligación de admitir a los niños exiliados de la región de Donbass.

Se sabe que en los territorios bajo el control de los separatistas todavía funcionan algunas escuelas y universidades, aunque carezcan de todo tipo de licencias para funcionar ya que lo hacen en nombre de Nueva Rusia (Novorossiya). Mientras tanto en la autoproclamada Republica de Donetsk en Donbass, perteneciente a la Confederación Nueva Rusia, se dedican a financiar varios proyectos de dudosa reputación conocidos como “educación patriótica de la sociedad y la juventud para unir al mundo ruso”.

Lo cierto es que la educación ha sido una de las grandes perjudicadas de este conflicto. La gran mayoría de los niños de Donbass no pueden ir a la escuela en condiciones dignas.

5.665 personas murieron y 13.961 resultaron heridos a causa de este conflicto en el Este de Ucrania.

Se calcula que todavía 5,2 millones viven en la zona de conflicto.

En Ucrania se necesitan actualmente psicólogos voluntarios que puedan ayudar a los niños exiliados de Donbass haciéndoles olvidar y mitigar las memorias del conflicto.

PEDH