Luces para Aprender


La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) busca llevar electricidad y conectividad a las más de 60.000 escuelas que no tienen estos servicios en América Latina.

El proyecto se denomina “Luces para aprender” y ha beneficiado a mil escuelas en los tres años que lleva de implantación, como una manera de “disminuir las desigualdades y situar estas instituciones educativas en el siglo XXI”

La iniciativa consiste en instalar módulos fotovoltaicos para el suministro de energía eléctrica y dotar con equipos informáticos e internet a las escuelas, con énfasis especial en poblaciones indígenas y afrodescendientes.

En total se han beneficiado 8.427 alumnos y 938 docentes en Argentina, Bolivia, Colombia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Para el 2021 se espera tener el 80 por ciento de escuelas conectadas: “creemos que para entonces iremos por las 50.000, no digo que el 100 por ciento porque existen zonas con situaciones especialmente difíciles como Perú o Colombia”, explicó.

México y Perú son los países con más carencias, el primero con 18.000 escuelas sin energía eléctrica y más de 14.000 el segundo.

Uruguay será el primero en tener cobertura completa, pues en próximos meses será iluminada la escuela número 100, la última sin electricidad, según el secretario de la OEI.

El proyecto cuenta con una línea de formación para líderes y profesores, con la que se pretende que las comunidades aprovechen al máximo los nuevos recursos y se conecten con el mundo.

La iniciativa fue aprobada por los jefes de estado y de gobierno en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Mar del Plata (Argentina) en diciembre de 2010, y cuenta con recursos y apoyo gubernamental y privado en cada uno de los países en los que se esta implementando.

www.lucesparaaprender.org/